¿Quien fué Michael Faraday? (1791-1867)

Michael Faraday nació en Inglaterra el 22 de septiembre de 1791, en una familia pobre de Newington, el sur de Londres. Falleció a los 75 años, el 25 de agosto de 1867. Su vida se desarrolló durante la Revolución Industrial y seguramente esto tuvo mucho que ver en sus descubrimientos e inventos, que son la base de casi todos los artefactos eléctricos que utilizamos hoy en día.

A la edad de 14 años comenzó a trabajar como encuadernador en una librería, esto le dio acceso a leer libros, hay que tener en cuenta que en esa época esto era un lujo, solo accesible a las clases más altas. En los siete años que trabajo allí Faraday se interesó por la ciencia, en especial la que tenía que ver con los fenómenos eléctricos.

En el año 1812 asistió a una serie de conferencias impartidas por el químico sir Humphry Davy y le solicitó empleo. Davy lo contrató como ayudante en su laboratorio químico de la Institución Real. Comenzó su actividad realizando labores de mantenimiento, para pasar posteriormente a colaborar con el maestro en la preparación de las prácticas de laboratorio; de esta manera, se convirtió en uno más de sus discípulos.

En 1813 Faraday acompañó, como ayudante a Davy, en un ciclo de conferencias que éste daría por el extranjero; a su regreso continuó desempeñando sus tareas de asistente, al tiempo que comenzó a investigar de manera autónoma, centrándose inicialmente en el estudio de la química.

Dentro de los principales aportes a este ámbito se encuentra la obtención de los primeros compuestos conocidos de carbono y cloro: el hexacloroetano (C2C16) y tetracloroetano (C2C4), que llevó a cabo a principios de los años veinte. También descubrió el benceno en el gas de alumbrado, y consiguió licuar el cloro y o gases, como el amoniaco y los anhídridos carbónico y sulfuroso.

A partir de 1821 Michael Faraday se dedicó a estudiar la electricidad y el magnetismo. A partir de este momento lograría consagrarse como uno de los científicos más importante de todos los tiempos. Sus descubrimientos llegarían a tener consecuencias muy importantes, ya que facilitaron el desarrollo de las técnicas actuales de producción y distribución de energía eléctrica, revolucionaron la electroquímica y abrieron paso a la teoría electromagnética J. C. Maxwell.

Slider
Síguenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *