¿Cómo armar un tablero eléctrico de una casa?

Un tablero eléctrico puede contener diversos elementos para control, protección o comando de dispositivo eléctricos. En esta nota hablaremos de los tableros principal y seccional de una casa, los que en general, contienen dispositivos de protección.

Estos elementos pueden ser:

Haciendo clic en cada una de las opciones de arriba podrás acceder a la nota donde hablamos específicamente de cada protección.

Diagrama de tableros en una vivienda

Desde el medidor de la compañía eléctrica aguas abajo de la instalación (es decir hacía dentro de la casa, hacía la carga) nos encontraremos con un primer tablero llamado TABLERO PRINCIPAL.

Este tablero debe alojar solamente un interruptor termomagnético (“térmica”), el cual tiene la función de ser el interruptor general de toda la casa. Desde aquí se puede derivar uno o varios tableros seccionales. En algunas localidades, la reglamentación exige que el tablero principal también aloje un disyuntor diferencial.

En el caso de nuestro ejemplo tenemos un solo TABLERO SECCIONAL el cual aloja un disyuntor diferencial que actúa como general de este tablero seccional y tres interruptores termomagnéticos que comandan diferentes circuitos de la vivienda.

Cableado

Es importante siempre respetar las secciones mínimas indicadas por la norma local sobre conductores unipolares. La siguiente tabla orientativa corresponde a la norma IRAM argentina.

La línea principal es la que llevará toda la carga y su cable debe admitir como mínimo la corriente total.

La línea seccional, en este caso, llevará la misma corriente que la principal, ya que hay un solo tablero seccional. Si hubiese mas de uno habría dos salidas, una para cada tablero. En este caso, como las secciones deben ser iguales, corresponderá elegir el de mayor sección (ya que cubre a los dos)

En el tablero seccional los puentes que alimentarán las tres termomegnéticas deben realizarse con algún accesorio apto para dicha función y evitar el conexionado tipo “guirnalda”. Los accesorios mas comunes son: repartidores, peines o puentes o borneras.

Repartidor de cables

Selección de las termomagnéticas

Para elegir el interruptor termomagnético adecuado debemos conocer 4 datos:

  1. Cantidad de polos:
    En el mercado se encuentra de 1, 2, 3 o 4 polos. La elección depende de la instalación que tengamos que proteger.
    2 polos para circuitos monofásicos, 3 polos para circuitos trifásicos sin neutro, 4 para circuitos trifásicos con neutro y las de 1 polo se utilizan en aplicaciones específicas de protección (están prohibidas en un tablero de vivienda).
  2. Corriente nominal:
    Es la corriente máxima que dejará pasar al circuito. En la práctica y como veremos mas adelanta el tiempo de actuación no es inmediato, pero este dato debe ser tomado como la corriente máxima que puede circular por nuestro circuito.
    Para elegir este valor se debe conocer cuanto soporta el cable y este valor debe ser menor. Los valores comerciales de corriente nominal de las termomagnéticas son: 1, 2, 6, 10, 16, 20, 25, 32, 40, 50 y 63A (Amperes).
  3. Curva o tiempo de corte
    Este dato puede ser B, C o D. Para una vivienda siempre corresponde C.
    Las termomagnéticas del tipo B son mas rápidas y se utilizan para circuitos donde no haya picos (por ejemplo arranque de motores), por ejemplo hornos eléctricos industriales.
    Las termomagnéticas del tipo D, son las más lentas y se utilizan para circuitos donde haya grandes motores, que producen picos de arranque. De esta manera el arranque no es considerado una falla.
    Las termomagnéticas del tipo C, son para cargas mixtas. Donde hay pequeños motores y cargas mixtas.
  4. Capacidad de ruptura
    Este dato indica la corriente máxima ante una falla de cortocircuito puede soportar la termomagnética. El valor de corriente de un cortocircuito asciendo a valores en el orden de los cientos o miles de amperes. Normalmente se encuentran en el mercado termomagnéticas de 3000A, 4500A y 6000A. Este valor lo indica la norma local, aunque normalmente cualquiera de las tres están permitidas en los tableros principales o seccionales.

Selección del diferencial

Los disyuntores diferenciales son mas sencillos de elegir. Podemos encontrarlos e 2 o 4 polos, sean para una instalación monofásica o trifásica respectivamente.

La sensibilidad indicada para un a vivienda es de 30mA (Aunque en el mercado existen también de 10mA, 100mA y 300mA)

La corriente nominal puede ser 25A, 40A, 63A u 80A. Este dato es la máxima corriente que puede admitir el disyuntor diferencial y dependerá de la corriente que circule por el circuito donde esté conectado.

Mas información leer las notas de: Interruptor termomagnético, Disyuntor diferencial y Relé de Tensión.

Síguenos

Un pensamiento en “¿Cómo armar un tablero eléctrico de una casa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: